viernes, 5 de octubre de 2007

Revisiones dentales que preocupan

Por Anna Jiménez
Editora de Salud

A Muchas personas les preocupa contagiarse de una enfermedad crónica, que le condene a solo vivir unos cuantos años más. Hay pacientes que aún estando conscientes de que tienen algún problema dental evitan la consulta por temor a un contagio de hepatitis y en el peor de los casos de SIDA.
Movidos por estas inquietudes, a continuación algunas preguntas que nos enviaron nuestros lectores en torno a la asistencia odontológica y el contagio del SIDA, que pueden igualmente ser útiles para usted y su familia.
¿ Cómo los odontólogos evitan la infección VIH / SIDA durante el tratamiento dental? La única manera en la que puede transmitirse el VIH durante el tratamiento dental es cuando se entra en contacto con la sangre de un individuo infectado con VIH. Para proteger a todos sus pacientes y a todo el personal del consultorio, su odontólogo adoptará los métodos necesarios para evitar la contaminación. Todos los odontólogos siguen rutinariamente normas de higiene y de control de la infección o "procedimientos obstaculizantes", para prevenir la transmisión de la infección durante el tratamiento dental. La limpieza y la esterilización a fondo de los instrumentos, superficies, etc. Después del tratamiento, y el uso de artículos descartables, como guantes, agujas para la anestesia local, son los medios que emplea su odontólogo durante su trabajo para proteger a los pacientes. La "información" que los pacientes tienen acerca del VIH / SIDA muy a menudo proviene de lo que leen en la prensa o ven por televisión. A veces no están realmente muy informados acerca de los relativamente pequeños riesgos que pueden correr durante el tratamiento dental de contraer el VIH. Para la mayoría de los pacientes es suficiente saber y estar seguros que el consultorio al que asistirá tiene una política bien establecida y organizada para controlar la infección, que la ha tenido desde hace años, incluso antes de conocerse el virus VIH. La descripción de autoclaves, procedimientos de desinfección o esterilización al frío, etc., contribuyen a tranquilizar a los pacientes, como también el hecho que el VIH es un microorganismo muy débil, en lo que concierne a la virulencia fuera del organismo.

Se ha contagiado alguna vez una persona durante el tratamiento dental? Sí. En un consultorio en los Estados Unidos se cree que varios pacientes fueron infectados por un odontólogo que ahora ha fallecido a causa del SIDA. Sin embargo, las investigaciones llevadas a cabo por las autoridades revelaron que el odontólogo a veces no tomaba las precauciones recomendadas por la Asociación Dental Americana con respecto a la infección cruzada. Este único caso tiene que ser comparado con los millones de personas en todo el mundo que han sido infectadas con el virus, a veces sin darse cuenta, y que reciben regularmente tratamiento dental sin ningún problema de contagio cruzado para otros pacientes.

Me preocupa mucho el tema del VIH / SIDA ¿debo dejar de ir al odontólogo? No. La atención y el tratamiento dental son aspectos esenciales y muy importantes de la salud personal y el temor de contraer el virus VIH / SIDA debe ser juzgado dentro de ese contexto. Son tan pequeños los riesgos de contagio durante el tratamiento dental que no tiene sentido evitar el tratamiento. Su odontólogo sabrá responder a sus dudas y preguntas sobre todo lo relacionado con el tema VIH / SIDA y la odontología y las medidas que él toma en su consultorio con respecto a las infecciones cruzadas. El ingrediente principal en las buenas relaciones con los pacientes es la confianza. El poder asegurarles que el riesgo de contraer VIH / SIDA durante el tratamiento dental es infinitesimalmente pequeño y el refuerzo de las normas de higiene contra las infecciones cruzadas contribuirán a que los pacientes se sientan tranquilos en la confianza que su odontólogo está protegiendo su bienestar. Un programa regular de odontología preventiva para reducir la necesidad del tratamiento dental extenso, también será beneficioso.