lunes, 19 de marzo de 2007

¿Qué hacer con la osteopenia?




Varias enfermedades se reconocen ahora como los “pre” estados
-esto es, antes de que la enfermedad real se diagnostique-, incluyendo la hipertensión y la pre-diabetes. Y existe la osteopenia, un debilitamiento de los huesos, no suficientemente grave para ser clasificado como osteoporosis. Más de 10 millones de estadounidenses, en su mayoría mujeres, sobre la edad de 50 años padecen osteoporosis; se estima que 34 millones tienen osteopenia.

¿Deben las mujeres con osteopenia tomar medicamentos, los mismos que se prescriben para la osteoporosis? ¿Cómo usted sabe siquiera cuándo ha que analizar los huesos? Esa es una zona gris. Algunos médicos creen que la detección temprana y el tratamiento de la ostopenia puede ayudar a evitar la osteoporosis y las fracturas que causa el debilitamiento. Otros ven la osteopenia como una parte normal del paso de la edad que no requiere tratamiento, hasta que la osteopororois se desarrolla realmente. Y otros prefieren esperar hasta que haya más investigaciones que respalden recetar medicamentos para la osteopenia.

(Nota: Aunque algunos hombres pueden desarrollar osteoporosis, generalmente a una edad más avanzada que las mujeres, la mayoría de las investigaciones sobre la osteopenia ha sido con mujeres, que es la razón por lo cual este trabajo está destinado solo a ellas).

Quiénes deben someterse a examen

La osteopenia y la osteoporosis se definen como baja densidad de mineral en los huesos; la diferencia está en el grado, en lo cual la osteopenia implica menos pérdida de hueso que la osteoporosis. Rayos X especiales (DEXA el la norma de oro) o máquinas de ultrasonido se emplean para medir la densidad ósea en diferentes sitios óseos del cuerpo (cadera, columna vertebral, muñeca, talón, o alguna combinación). El examen es rápido y sin dolor porque no es invasivo. Generalmente no hay ni siquiera necesidad de desvestirse.

Pero, ¿debe hacerse la prueba? Si tiene 65 o más, la respuesta es si. Pero si es más joven, difieren las recomendaciones. En última instancia, cuándo hacerse la prueba es una decisión que usted y su médico deben tomar basados en su historia médica y la de su familia, y si usted tiene un alto riesgo de osteoporosis.

Midiendo el riesgo

Mientras más factores de riesgo usted tenga, más probable es que desarrolle huesos delgados.


-Ya tuvo una fractura no relacionada con un trauma mayor.

-Historial familiar de osteoporosis

-Usted toma, o ha tomado, anticonvulsivos, corticoesteroides, o cantidades excesivas de hormonas de tiroides por largos periodos.


-Está en el periodo post-menopáusico (o le extirparon los ovarios)


- Tiene una edad avanzada


-Fuma


-Es blanca o asiática


-Tiene huesos pequeños y/o pesa menos de 127 libras.


-Se ejercita poco, particularmente del tipo de cargar pesos.


-No ingiere calcio suficiente, ni vitamina D y otros nutrientes que ayudan a formar hueso.


- Bebe bastante (más de dos tragos al día)

El significado de los números


Los resultados sobre densidad ósea se dan como registros en T (T-scores), que representan lo lejos que están sus huesos de la densidad “normal”. Específicamente, la osteopenia se clasifica por la Organización Mundial de la Salud como un registro en T entre
-1 y -2.5; la osteoporosis se clasifica -2.5 o más bajo (cada punto de descenso representa cerca de 10%-12% de decrecimiento en la densidad ósea.). Pero la distinción entre osteopenia y osteporosis es un tanto arbitraria porque no existe consenso en lo que respecta a una densidad ósea “normal”, para empezar. Los registros T, por ejemplo, se basan en la densidad ósea promedio de mujeres jóvenes, blancas y saludables, lo cual puede no ser una forma significativa de evaluar los huesos de otras mujeres..

Si usted está clasificada entre las que padecen osteopenia u osteoporosis, eso también puede variar dependiendo de la máquina empleada (porque no producen resultados uniformes), y qué huesos se miden. Y si usted realmente tendrá fracturas implica algo más que solo la densidad de mineral del hueso. La calidad del hueso (la compleja estructura del hueso) también es importante -sin embargo, esto no se toma en cuenta en el diagnóstico de osteopenia y la osteoporosis.

Además, algunos críticos alegan que la amplia categoría de osteopenia se creó en gran medida debido a la influencia de compañías farmacéuticas y fabricantes de equipos que sacan grandes beneficios financieros, en la medida en que más mujeres se clasifican entre las que tienen una condición médica que necesita diagnóstico y tratamiento. Las compañías farmacéuticas financian estudios, conferencias, fundaciones, grupos de pacientes, y por supuesto, anuncios de medicamentos concebidos para mujeres jóvenes.

¿Debe usted tomar medicamentos?

Se han aprobado varios medicamentos no solo para tratar la osteoporosis, sino también para evitarla en mujeres con osteopenia. Raloxifene (Evista) es un estrógeno selectivo, receptor modulador que imita al estrógeno para mantener los huesos fuertes, sin incrementar el riesgo de cáncer. Bisfosfonatos, que incluyen alendronato (Fosamax) y risendronato (Actonel), reducen la erosión del hueso durante y después de la menopausia, y hasta promueven la formación de hueso, lo cual incrementa la densidad ósea en las mujeres con osteopenia.

Pero padecer osteopenia no necesariamente significa que usted necesite tomar esos medicamentos. En realidad, la mayoría de las mujeres que la padecen, no los necesitan. Y las medicinas no deben tomarse para la osteopenia basado solamente en el análisis de densidad ósea.

Aquí le decimos por qué usted no debe montarse en el tren de las medicinas

- No está claro en qué medida los medicamentos benefician a las mujeres menopáusicas con osteopenia, puesto que la tasa de fracturas es baja en este grupo. Pocos estudios demuestran que realmente los medicamentos impiden fracturas en mujeres que todavía no tienen osteoporosis o una fractura vertebral anterior.


- Mientras que toda mujer con osteoporosis una vez tuvo osteopenia, no todas las mujeres con osteopenia desarrollarán osteoporosis. No debe tomar medicinas para una enfermedad que nunca va a tener ¿no?.


-Los medicamentos tienen efectos secundarios. Raloxifene puede incrementar los hematomas. Alendronato y risendronato pueden causar irritación esofágica, diarrea y otros problemas gastrointestinales


-Nadie sabe si las medicinas conllevan riesgos a largo plazo. Una mujer de mediana edad, saludable, con oeteopenia pudiera terminar tomándolos por 20 años o más. Los estudios muestran que los biofosfonatos se acumulan en el hueso; esto, con el tiempo, suprime la formación de hueso, conduciendo posiblemente a huesos frágiles, o con micro-daños. Se reportó un vínculo posible entre los biofosfonatos y la ostenecrosis (muerte del hueso) en la mandíbula.

-Los efectos de estos medicamentos -buenos o malos- en mujeres pre-menopáusicas, especialmente las que quedan embarazadas, se desconocen.

-Las medicinas son caras y no siempre fáciles de tomar.

Conclusión

Si usted tiene osteoporosis, probablemente su médico le recetará medicinas. Pero si tiene osteopenia, hay demasiadas interrogantes sin respuesta para recomendar una medicación en la mayoría de los casos. Analice esto con su médico, quien debe observar una historia personal y familiar completa para evaluar sus factores de riesgo, y también puede hacer análisis de sangre y orina para tener una mejor idea de su riesgo. Debe repetir la prueba de densidad ósea entre dos y cinco años.


Más importante que una lectura única de densidad ósea es la tasa de pérdida de masa ósea en determinado tiempo. Para la mayoría de las mujeres, si la pérdida es moderada (Registro T
-1.0 a –1.5) y estable, no hay razón para medicarse. Pero si la pérdida ósea es mayor y avanza significativamente con el tiempo, o si usted tiene otros factores de riesgo importantes (un historial familiar de osteoporosis o una fractura previa no traumática), es aconsejable considerar la medicación. Todas las mujeres con osteopenia u osteoporosis, aún las que toman medicamentos, deben concentrarse en la dieta, el ejercicio, y otros cambios en el estilo de vida para aumentar la salud de sus huesos.

Pasos preventivos para todas las mujeres

-No fume


-Limite el alcohol a un trago al día. (Un trago al día realmente puede aumentar la densidad ósea, per si usted no bebe, no empiece a hacerlo puesto que el alcohol ocasiona otros problemas a la salud).

-Haga ejercicios en los que carga pesos (correr o caminar duro), además de entrenamiento de fuerza al menos 30 minutos al día, no menos de tres veces a la semana. Nunca es demasiado tarde para empezar, mientras cuente con la supervisión del médico.


-Haga que su dieta cuente. Para el calcio, incluya productos lácteos bajos o sin grasas, vegetales verdes, de hojas, y alimentos fortificados con calcio. Las frutas y los vegetales aportan otros nutrientes que ayudan a formar hueso.


-Para compensar las deficiencias de calcio y vitamina D, necesita suplementos. Lleve los suplementos de calcio hasta 1,200 o 1,500 miligramos al día, si tiene más de 50 años. La recomendación diaria de vitamina D es 400IU para personas entre 51 y 70 años, y 600 IU para personas de más de 70. Nosotros recomendamos entre 800- 1000 IU, si tiene más de 70


-
Y pregúntele a su médico si alguno de sus medicamentos pudiera estar pasando la cuenta a sus huesos.

Fuente: UC Berkeley Wellness Letter, January 2007

2 comentarios:

painkiller dijo...

La osteopenia es la etapa previa a la aparición de la temible enfermedad de la osteoporosis, enfermedad la cual afecta en mayor proporción a las mujeres la cual se debe prevenir. La osteopenia no es una enfermedad, es solo una fase previa que afecta a muchas mujeres y es la menos conocida.

eleazar Angarita dijo...

Te recomiendo que visites el enlace http://osteofinal.blogspot.com/